España 2014: el 85% de los familiares que han cuidado a sus mayores son mujeres

El 85% de los cuidadores familiares son mujeres que se dedican de forma exclusiva y única a atender a los más de dos millones de personas dependientes que hay en España.

La media de edad de estas mujeres cuidadoras se sitúa alrededor de los 60 años. La mujer es mucho más cuidadora y protectora por naturaleza y mucho más fuerte que el hombre Ha manifestado que esto se debe a que, en cuestión de género, «la mujer es mucho más cuidadora y protectora por naturaleza y mucho más fuerte que el hombre», que se rinde antes, señala un informe de Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Además, señala que los hombres tienen una salud más débil que las mujeres, por lo que enferman y caen en situación de dependencia antes que ellas.

«Fundamentalmente las cuidadoras familiares son hijas y cónyuges», añade. En España más de 2.300.000 personas mayores viven con algún grado de dependencia y requieren el cuidado de otra persona.

Estas personas dependientes se pueden englobar en tres grandes grupos: aquellas que tienen enfermedades degenerativas, como el alzhéimer; las que presentan grandes insuficiencias cardíacas y respiratorias muy avanzadas, y las que han sufrido un problema vascular agudo que les ha dejado secuelas, como el ictus. Cada vez van a ser más porque vivimos más años, pero a costa de vivir los últimos años en situación de dependencia, detalla este informe.

El ejemplo de María Teresa María

Teresa Moreno tiene 75 años y cada día desde hace ocho atiende a su marido, de 90, que ha ido perdiendo memoria y depende absolutamente de ella para ir al baño, vestirse y tomarse la pastilla para la tensión. Ha explicado que en los últimos años su marido se cansa cada vez más, no puede andar tanto y ella, por no dejarle solo, apenas sale.

«Me remuerde la conciencia si me voy y lo dejo solo», ha comentado. Me remuerde la conciencia si me voy y lo dejo solo Tiene conocimiento de otras personas que en su misma situación piden ayuda y les mandan a alguien que las ayude, pero ella piensa que su marido «se va a sentir mal si ve que no es ella quien le cuida».

Ha destacado que los cuidadores familiares están poco valorados en la sociedad e incluso dentro de la propia familia. María Teresa tiene cuatro hijos, y a una de sus hijas ya no le cuenta nada sobre su situación, porque ésta siempre le dice que «no es para tanto, papá no está tan mal». La SEGG ha puesto a disposición de los cuidadores un curso online gratuito, en el que se pueden apuntar desde este miércoles hasta el 28 de febrero en la web de la Sociedad. La tarde de este miércoles, el director general del Imserso, César Antón, representantes de la SEGG y expertos en la materia celebrarán un acto conmemorativo de los cuidadores para reconocer su importante papel en la sociedad.

Las ayudas al Alzehimer se han reducido un 80%

«Por desgracia, desde el año 2.007 los pacientes se tienen que costear su estancia aquí», ha señalado Amparo Rodríguez, directora de uno de los centros de atención a personas con Alzheimer en Salamanca. «El coste de la estancia suele oscilar entre los 600 y los 1.500 euros al mes», ha añadido.

Estas cantidades son desorbitadas para quienes han visto mermadas en más de un 80% las ayudas a la dependencia. «Hace un año recibíamos casi 250 euros en ayudas y ahora 42», ha manifestado Emiliano, cuya mujer padece Alzheimer.

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Salamanca atiende a 150 personas al día con atención integral, pero desde que llegó la crisis tienen plazas libres. Muchos de sus pacientes han tenido que irse. Por este motivo, el centro pide ayuda urgente para no acabar cerrando y poder seguir velando por una mejor calidad de vida de los pacientes.

Ana es una de las afectadas por estos recortes, ya que tuvo que sacar a su abuela de la residencia porque no podían hacer frente a los gastos. Dolores, su abuela, pasó sus últimos 7 meses de vida rodeada de los suyos pero, según Ana, «no fue nada fácil». «En casa tú procuras darle las mejores atenciones, que no le falte la alimentación ni el cariño. Pero falta la parte profesional», ha señalado.

Fuente: Diariocrítico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir al contenido